Monthly Archives: October 2014

Madrid y el escándalo de las tarjetas black de Bankia y Caja Madrid

En un contexto político revuelto, con conflictos laborales y un paro entorno al 25% de la población, a la espera de la consulta soberanista del 9N y con un imprevisto contagio de Ébola en Madrid, salta a todas las portadas de los medios de comunicación un “escandalazo” con las llamadas tarjetas black de Bankia (antigua Caja Madrid).

Las informaciones han salido a la luz después de detectarse tarjetas de crédito con supuestas irregularidades en una auditoría encargada por José Ignacio Goirigolzarri (actual presidente de Bankia).

Al parecer esas tarjetas presentan cuando menos algún tipo de irregularidad ya que, según manifestaciones de algunos de estos directivos y consejeros de Caja Madrid o Bankia, en unos casos los interpretaban como una parte de su sueldo y en otros casos como gastos de representación. El caso es que difícilmente pueden interpretarse como tarjetas para gastos de representación ya que si así fueran, los titulares de dichas tarjetas tendrían la obligación de justificar sus gastos mediante la correspondiente factura.

Actualmente todo se está investigando, pero ya se han producido varias destituciones o dimisiones de cargos políticos o sindicales, y algunos de éstos, han efectuado la devolución de lo gastado con esas tarjetas exclusivas. Mi pregunta es….si esas tarjetas son totalmente legales, ¿por qué deberían devolver lo gastado?. Lo cierto es que son unos cuantos los implicados y andan buscando abogados por toda la ciudad de Madrid.

Lo que sí está claro es que prácticamente todos los responsables (excepto 3) a los que se entregó la tarjeta hicieron uso de ella, todo esto con independencia del partido político, agrupación sindical o representantes de asociaciones empresariales a los que pertenecieran. Históricos representantes sindicales de Madrid, consejeros políticos de distintos organismos en Madrid, e incluso algún consejero de la Casa Real se han visto salpicados por este asunto.

El juez Andreu investiga actualmente a 83 directivos y consejeros de Caja Madrid tras haberse detectado gastos privados cargados a tarjetas de empresa de Caja Madrid y Bankia (las popularmente conocidas como tarjetas black). Gastos de todo tipo y que desde luego no parece que sean gastos de representación.

Derecho de familia, divorcios y herencias

El derecho de familia es el conjunto de normas jurídicas que rige las relaciones interpersonales y patrimoniales del grupo familiar entre sí y respecto a terceros, actuando sobre todas las situaciones relativas a matrimonio, régimen económico, filiación y adopción, alimentos, disolución del vínculo marital e instituciones tutelares fundamentalmente.

Divorcio y separación patrimonial

En el derecho de familia el principio de autonomía de la voluntad se encuentra restringido, ya que prima el interés general por sobre el individual, siendo sus reglas imperativas e irrenunciables en sus efectos.

La evolución constante que experimenta la configuración familiar hace que la legislación deba adaptarse permanentemente a los cambios, introduciendo nuevas leyes que contemplen esas modificaciones. En este post recorreremos algunos de los contenidos fundamentales del derecho de familia.

Matrimonio

Del matrimonio civil se desprende una serie de consecuencias legales: los efectos personales, referidos a los deberes y derechos entre cónyuges y la patria potestad respecto a los hijos, y los efectos patrimoniales, relacionados con el régimen económico o patrimonial. Los deberes y derechos de los cónyuges pertenecen a tres categorías diferentes: son legales debido a que trascienden el carácter ético, son de orden público, ya que no dependen de la voluntad de los individuos y son recíprocos porque emanan del marido hacia la esposa y también de ella hacia él. Las características principales del matrimonio civil son las siguientes:

Unidad

Los cónyuges deben cohabitar, compartiendo una vida en común y respondiendo ambos a los mismos derechos y obligaciones.

Permanencia

El matrimonio se disuelve solo mediante una sentencia judicial y no por la mera autonomía de la voluntad.

Legalidad

Se trata de una unión siempre sujeta a la ley por medio de un acto jurídico.

Lealtad

Los cónyuges tienen la obligación de guardarse fidelidad.

Patria potestad y otros cargos de protección a menores

La patria potestad es un poder que la ley otorga a los padres sobre sus hijos y que asegura un marco de asistencia, protección y educación a través de un conjunto de deberes y derechos de ambos progenitores respecto de sus descendientes. Entre las obligaciones, el Código Civil Español contempla las siguientes: velar por el bienestar de los hijos, mantenerlos en su compañía, procurarles alimento y educación y formarlos integralmente durante la minoría de edad y en los casos particulares en que resulte necesario extender esta facultad. Al derecho de familia también le corresponde organizar las situaciones de adopción y las relativas a otros cargos de protección de menores diferentes de la patria potestad, tales como tutela, curatela, acogimiento y guarda.

Divorcio

Toda persona puede divorciarse después de los tres meses de celebrado el matrimonio sin necesidad de justificar una causa determinada y con o sin consentimiento del otro cónyuge.

Además, cualquier individuo puede solicitar el proceso de divorcio al día siguiente del casamiento civil, siempre y cuando existan causas graves para cualquiera de los cónyuges o los hijos que así lo ameriten. Se trata de situaciones en las que existe riesgo de vida o de integridad física, moral o sexual de uno o de varios de los integrantes del grupo familiar. Vale destacar que la separación y el divorcio gozan de los mismos efectos generales, pero solo este último disuelve la unión legal, posibilitando nuevos matrimonios.

El divorcio puede ser de mutuo acuerdo, modalidad en la cual los esposos concuerdan en la mayoría de los puntos que deben considerarse frente a la disolución del vínculo (*Más información sobre los tipos de divorcio, mutuo acuerdo y contencioso). En este caso, la demanda de divorcio se acompaña de un convenio regulador en el cual se firman los arreglos relativos al ejercicio de la patria potestad, custodia y guarda de los menores, régimen de visitas, pensión de alimentos y atribución del domicilio familiar, entre los principales ítems. Hablamos de divorcio contencioso cuando no se logra alcanzar un acuerdo y estas y otras medidas son fijadas por el juzgado competente.

Sucesiones

El derecho de familia es encargado también de regular la transferencia de bienes y derechos ante el fallecimiento de una persona. Las herencias pueden estar manifestadas en un testamento, sucesión testamentaria, u ordenarse de acuerdo a lo que dispone la ley, tratándose de una sucesión legal. El patrimonio hereditario comprende no solo los bienes, sino también los derechos, obligaciones y deudas. La ley aparta siempre un porcentaje de las posesiones del fallecido que corresponde de manera obligatoria a ciertos familiares, llamados herederos forzosos o legítimos. El orden sucesorio privilegia a los descendientes y al cónyuge viudo y cuando el difunto no ha tenido hijos, son sus padres los primeros herederos en línea ascendente. Es importante señalar que si bien el derecho sucesorio español es en su contenido general igual en todo el territorio del país, las distintas comunidades autónomas disponen de normas específicas al respecto, por lo que sus legislaciones serán las que habrán de regir cuando la persona fallecida resida en alguna de ellas.

El abogado laboralista. Despidos, eres y mediaciones

El derecho laboral, despidos, eres…

El derecho laboral comprende un conjunto de normas destinadas a regular las relaciones de trabajo, asegurando el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones surgidas de dichas interacciones.

Este cuerpo de leyes que organiza los vínculos jurídicos entre trabajadores y empleadores y entre ellos con el estado se divide en las siguientes ramas: el derecho individual de trabajo, referido al contrato personal entre el empleado y el empleador, el derecho colectivo de trabajo, que trata fundamentalmente acerca de los convenios celebrados entre los representantes de los trabajadores y las empresas, el derecho de seguridad social, destinado a garantizar la protección de los empleados y el derecho laboral procesal, enfocado en los conflictos de trabajo. Los abogados laboralistas deben conocer por tanto todo lo relacionado con convenios colectivos, despidos, o los expedientes de regulación de empleo EREs, y mediar en otras situaciones conflictivas que se pueden dar en el ámbito laboral.

Despido

Convenio colectivo de trabajo

El convenio colectivo es un acuerdo con fuerza de ley firmado entre los representantes de los empleados y de los empleadores cuya finalidad es fijar las condiciones de trabajo en un determinado ámbito de aplicación. Mediante este compromiso se regulan diferentes aspectos relacionados a la actividad laboral y productiva, tales como salarios básicos y remuneraciones complementarias, compensación de las horas extraordinarias, duración de la jornada de trabajo, descansos semanales, vacaciones, capacitación profesional y régimen de despidos, entre las principales cuestiones. El convenio o contrato colectivo de trabajo surge como resultado de negociaciones previas entre las partes involucradas.

Despidos

La finalización de la relación laboral puede obedecer a diferentes tipos de causas, como despido, jubilación, dimisión y razones de fuerza mayor. Por otra parte, existen motivos específicos que determinan una interrupción temporal del contrato de trabajo en el que no cesa el vínculo contractual entre empleado y empleador. Es el caso de las suspensiones por maternidad, paternidad e incapacidad transitoria, por citar algunos ejemplos.

El despido es una de las situaciones más representativas de la extinción del contrato de trabajo y puede basarse en fundamentos objetivos o faltas disciplinarias esencialmente. Hasta hace relativamente poco, dependiendo del tipo de contrato y también del tipo de despido que se hiciera efectivo, el trabajador recibía (o no) indemnización de la empresa por su despido, hoy en día, tras la última reforma laboral, la situación ha cambiado y es conveniente estar informado por un buen abogado laboralista para no encontrarnos con sorpresas desagradables a la hora del cálculo de  la idemnización por despido.

A continuación se exponen las formas más habituales de despido, situaciones que se pueden ampliar con la información que podemos encontrar en este artículo sobre el despido en el que se especifican las los tipos, las causas y las reclamaciones que se pueden realizar tras sufrir un despido.

Despido por causas objetivas

Comprende las siguientes razones: incapacidad del trabajador para desempeñar las funciones específicas que le han sido asignadas, repetidas inasistencias debido a motivos no contemplados en la legislación laboral, imposibilidad del empleado para adaptarse a las innovaciones técnicas que su labor le demanda y necesidad justificada de la empresa para eliminar puestos de trabajo. Cada una de estas causas será válida siempre y cuando acredite una fundamentación legal acorde a los convenios colectivos de trabajo. Para que la extinción del contrato se haga efectiva es necesario que exista una notificación escrita con 15 días de anticipación a la concreción del despido y que se otorgue una indemnización equivalente a 20 días de salario por cada año de servicio prestado. El despido se considera nulo ante el incumplimiento de estas condiciones, como así también cuando se realiza durante un período de suspensión temporal por maternidad y cuando se produce ejerciendo discriminación o faltando a los derechos y libertades fundamentales.

Despido disciplinario

El despido disciplinario responde a diversas transgresiones, tales como situaciones constantes de desobediencia, ofensas físicas y verbales, incumplimiento del contrato pactado, disminución voluntaria del rendimiento de trabajo, acoso de origen racial, religioso y sexual y existencia de adicciones que incidan negativamente en el desempeño laboral, entre las razones más frecuentes. Ante estas circunstancias, el empleador deberá notificar el despido dentro del plazo establecido por la ley, consignando por escrito los motivos que fundamentan tal decisión y la fecha en la que la extinción del contrato se hará efectiva. Si el trabajador desea apelar la determinación de la empresa, podrá presentar una papeleta de conciliación laboral dentro de un lapso de 20 días desde que fuera recibida la carta de despido.

Expediente de regulación de empleo

Existen ciertos procedimientos legales de regulación de empleos que las empresas deben cumplir y en los cuales intervienen las autoridades laborales con el fin de garantizar los derechos de los trabajadores. Estos mecanismos reglamentan las condiciones en que se realizan ciertas acciones, tales como la reducción de jornada, la suspensión y la extinción del contrato laboral. El expediente de regulación de empleo, ERE, es una figura legal-laboral mediante la cual una empresa obtiene autorización para despedir a sus empleados cuando se presentan situaciones críticas de índole económica, productiva, técnica u organizativa. Este procedimiento debe observar algunos requisitos para que los despidos se hagan efectivos, entre los que se incluye un período de consultas con los trabajadores o sus representantes, la solicitud de aprobación administrativa y la resolución de la autoridad laboral. Cada empleado recibe una indemnización compuesta por el salario de 20 días por cada año de trabajo y es abonada por el Fondo de Garantía Social en caso de insolvencia del empleador.

En esta página tienes información precisa si te has visto afectado por un Ere.